Costa Rica es diferente y aporta una economía solidaria al mundo

El profesor Carlos Marin Zamora expone algunas diferencias históricas de nuestro país en relación con nuestros vecinos, que aún impactan el desarrollo de la región

Costa Rica es diferente y aporta una economía solidaria al mundo

Dr. Carlos Marín Zamora
Profesor de la Universidad Fidélitas

Este artículo fue publicado en la Revista Fidélitas Vol.2  Núm.1

Costa Rica tiene diferencias sustanciales con sus vecinos de la región. Existe una historia común en muchos aspectos, pero con el tiempo se fueron creando diferencias considerables con sus países hermanos.

Muchos se han hecho la pregunta, por ejemplo, porque en este país no se dieron los movimientos revolucionarios como en los demás países centroamericanos y que hace Costa Rica en términos de la política económica, el comercio y las relaciones internacionales.

Se pueden mencionar algunas diferencias históricas de Costa Rica, que por supuesto requieren de un mayor análisis sobre el impacto causado en el contexto internacional. Seguidamente se exponen algunas de mayor relevancia:

– Un mestizaje mucho menor que en los demás países de la región, por ser Costa Rica una “zona vacía” durante la conquista y colonización.

– No se presentaron los enfrentamientos entre liberales y conservadores con las

dimensiones y características que se dieron en otros países de la región.

– Una formación temprana de un estado nacional, “libre, soberano e independiente”.

– Una institucionalidad generalizada y un igualitarismo básico en la población.

– Una fuerte clase media amortiguadora de los conflictos sociales.

– La no existencia de un ejército convencional.

– Firmes convicciones sobre la paz, la democracia y el desarrollo.

– Valores cívicos, democráticos y religiosos en el costarricense.

– El establecimiento de la negociación como mediadora de los conflictos políticos,

económicos y sociales.

– No se está acostumbrado al uso de las armas, es más conciliador que confrontativo.

– Programas de apoyo a la pequeña y mediana empresa con una economía social solidaria

y una banca de desarrollo.

– Apertura hacia nuevas tendencias para un desarrollo regenerativo y economía circular,

– Un desarrollo socioambiental para la protección de la flora y la fauna.

– Creación de refugios de áreas silvestres, zonas protegidas y de parques nacionales.

– Creación de leyes y programas de género, protección a la mujer, el adulto y la niñez.

Paz y democracia

El aporte de Costa Rica al mundo relacionado con los procesos de paz, democracia y desarrollo, con una economía social solidaria y de valores, ha sido sustentado en su historia, con una formación temprana de un estado nacional con relación a sus vecinos.

Su rechazo posterior a las dictaduras militares, la instalación de una institucionalidad generalizada de bienestar social y de derechos civiles y la conservación de valores cívicos y democráticos en el costarricense.

Cabe destacar que Costa Rica fue impactada por los movimientos revolucionarios centroamericanos; sin embargo, a pesar de las presiones de diversos gobiernos estadounidenses por involucrar al país en una guerra regional, se presentó resistencia por medio de una ley de neutralidad.

Luego con propuestas de paz para los países centroamericanos, situación que hizo meritorio para el país de un premio nobel de la paz.

Interés mundial

Estas condiciones históricas han despertado el interés en algunos países del mundo por conocer sobre nuestra cultura y establecer algún tipo de acercamiento comercial.

Costa Rica viene impulsando una economía social solidaria con dos orientaciones bien delimitadas. Un desarrollo socioambiental con políticas de protección a la biodiversidad y el medio ambiente.

Con políticas y proyectos de economía circular, verde y regenerativa para la eficiencia y capacidad de los sectores productivos, tratamiento de aguas residuales, entre otros.

Igualmente se procura el sostenimiento de los sectores medios con políticas y proyectos de economía social solidaria y la banca de desarrollo para el fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa.

Existen leyes e instituciones para la promoción de los derechos humanos, la equidad de género, protección del adulto y del niño, la salud con una CCSS, la educación con cambios en los procesos de evaluación y de participación e interés por una educación dual.

La inversión para dinamizar la producción y también como generadora de empleo, la organización y el desarrollo comunal. Se da un seguimiento al trabajo realizado por el poder judicial.

Se procura una sociedad convergente entre el Estado, la empresa privada y los trabajadores, en un trabajo conjunto para alcanzar los objetivos de política económica y de solidaridad.

Por resolver

Otra de las grandes tareas que se tiene en el país es resolver la situación fiscal, controlando la evasión, mejorando a recaudación y un mayor control sobre la inversión pública.

Es necesario una empresa privada vigorosa y competitiva y un estado eficiente para sostener el modelo de clase media que tenemos.

MÁS INFO: Revista Fidélitas 2021 Volumen 2 Número 1

Esta economía social solidaria y de valores, muestra al mundo el interés conciliador entre el estado, la empresa privada y los trabajadores, es una economía solidaria con las personas y con ambiente. Un modelo de referencia que varios países del mundo han mostrado interés por conocer.

Un curso universitario como requisito de graduación, donde se trabaje con la orientación STEM todos estos contenidos que destacan a Costa Rica en el contexto internacional, tendría mucho más impacto para fortalecer los principios y valores del costarricense, más allá de las actividades aisladas que se hacen para trata el tema de la ética profesional, sobre esto existe una propuesta.

Economía

Con relación a la política económica, tenemos claro que los problemas suelen ser de origen económica, pero que las decisiones para buscar las alternativas de solución son definitivamente políticas.

En muchas ocasiones los economistas establecen recomendaciones con poco apego a la realidad y la política es cortoplacista en función de procesos electorales. Los economistas suelen ser poco comprendidos y el ejercicio de la política está “satanizada”.

Sin embargo, el estudio de la política económica y su aplicación es cada vez más importante.

El fin último de la política económica es la calidad de vida de la población y para incrementar las mejores condiciones de vida de las personas se proponen objetivos a corto, mediano y largo plazo y para lograr estos objetivos se aplican ciertos instrumentos.

Algunos de los objetivos a corto plazo son controles del déficit fiscal y la inflación, mejoras en el campo laboral, la salud, vivienda.

A mediano y largo plazo están relacionados con los procesos de producción y distribución, el abastecimiento, la seguridad, desigualdad, negociaciones internacionales, entre otros.

Los instrumentos de política económica son de orden monetario, fiscal, de rentas y política exterior esencialmente.

Cabe destacar que actualmente existen demandas de política económica de atención prioritaria, relacionado con la pandemia, para evitar impactar negativamente los salarios y las pensiones menores, así como la canasta básica, pues se viene experimentado muchas necesidades, incertidumbre, temores y ansiedad en la población.

 

*Doctor en Estudio Latinoamericanos con énfasis en política económica internacional, UNAM, México. Investigación y docencia UCR. y UNA. Profesor de planta ITESM, Monterrey. Coordinación Cátedra y Comisión T.F.G. Universidad Latina. Autor de libros y diversos artículos en editoriales nacionales e internacionales. Miembro Consejos Editoriales de Revistas. Programas de Doctorado UNED, ULICORI, UACA, UFIDELITAS. Amplia experiencia en investigación y direcciones de trabajas finales de grado y posgrado. Pensionado UCR.