Ingeniería Civil

Estudiantes de Ingeniería Civil de U Fidélitas rescatan espacio público en calle ancha de Granadilla de Curridabat    

Estudiantes de Ingeniería Civil de U Fidélitas rescatan espacio público en calle ancha de Granadilla de Curridabat
Katherin Camareno Bejarano Y Karina Chacón Rodríguez utilizaron su ingenio y creatividad diseñando un boulevard que cambió la vida de una comunidad. ¡Conozca su historia!  

La Metodología STEM, que utiliza la Universidad Fidélitas en todos sus cursos, no solo es una poderosa herramienta para aprender de manera creativa y disruptiva. ¡Es una excelente manera de ayudar a los demás! ¿Cómo? Acá te los explicamos de cómo se puede rescatar un espacio público.  

Katherin Camareno Bejarano Y Karina Chacón Rodríguez, estudiantes de la carrera de Ingeniería Civil, fueron testigos de la problemática vial que se vivía en la Calle Ancha de Freses de Curridabat: contaminación visual, ambiental y sónica provocada por el alto tráfico de vehículos, por un pésimo cableado, ausencia de vegetación, aceras en malas condiciones, inseguridad y estrés de vecinos y transeúntes, entre otras. 

Gracias a su capacidad de análisis, pensamiento crítico y trabajo en equipo, y a los conocimientos técnicos y tecnológicos adquiridos durante su formación profesional como ingenieras, presentaron una propuesta de pacificación vial para recuperar y democratizar un espacio público sumido en el caos. 

Manos a la obra 

Katherin y Karina propusieron como parte de sus trabajos en clase el diseño y construcción de un boulevard que contara con una ciclovía central, mobiliario que sirva como recreación para la población y con la debida arborización con especies nativas para que brinden sombra y belleza natural. 

Ellas no solo querían reducir la contaminación y la temperatura de ese espacio público, también pensaron en aumentar el bienestar psicológico de la comunidad, sin interferir con la actual circulación vehicular.  

¡Y lo lograron! De toda la propuesta que hicieron, ya la Municipalidad de Curridabat implementó la primera etapa que corresponde a la intervención del ancho del boulevard, la demarcación, la arborización y la instalación de mobiliario. 

Enfoque sostenible 

El plan de estudios de la carrera de Ingeniería Civil de la Universidad Fidélitas promueve esa conciencia sostenible: Katherin y Karina son ejemplo de cómo se esta filosofía ambiental aplica en uno de sus proyectos universitarios.  

Ellas tenían claro que un espacio público bien diseñado y regulado con los requerimientos de desarrollo sostenible, juegan un papel importante para que las ciudades sean habitables y brinden grandes beneficios.  Y su proyecto lograba un equilibrio entre la comunidad, el ambiente y el desarrollo urbano. 

“Y es que esta calle, que mide 18 metros de ancho, como pocas hay en el país, cuenta con dos carriles en cada sentido y esto aumenta el temor y la inseguridad para los peatones a la hora de cruzarla, sobre todo, por las altas velocidades con las que transitan los conductores por esa zona”, comentó la estudiante Katherin Camareno. 

Metodología STEM con impacto social 

“Además de los diagnósticos realizados en conjunto con la Municipalidad de Curridabat para el rescate de este espacio público, los estudiantes llevaron a cabo varias tareas de reconocimiento terrestre y aéreo por medio de un dron”, señaló Eliza Fernández, profesora de Ingeniería Civil de Fidélitas.   

A criterio de Fernández, los estudiantes hicieron un trabajo muy completo, acorde a los requerimientos municipales.   

Desarrollaron un detallado análisis del flujo y los aforos de la vía, tomaron las medidas de la calle y las aceras, así como el detalle de su estado.  Hicieron un inventario de las obras existentes, de los servicios disponibles, del arbolado, de las zonas techadas, la iluminación peatonal, los obstáculos y la demarcación, detalló la profesora de Fidélitas.   

“Por tratarse de un proyecto para la comunidad, además del análisis visual, aplicamos encuestas a los vecinos, quienes expresaron que entre los aspectos que más les preocupa es la inseguridad que tienen para cruzar de un lado al otro, el mal estado de las aceras y la falta de una mejor iluminación nocturna en ese espacio público”, explicó la estudiante Karina Chacón. 

Problemas de accesibilidad y falta de semáforos 

Para José Pablo Aguiar, director de Ingeniería Civil de Universidad Fidélitas, uno de los aspectos que llamaron la atención en los estudios realizados fue el bajo índice que obtuvo el rubro de accesibilidad, cuyo promedio dio 0 de 100.   

El estudio que ellas realizaron del espacio público también evidenció que no hay semáforos peatonales en ninguna parte de la vía, aunque la totalidad de las aceras sí cuentan con pasos peatonales y, en algunos casos, reductores de velocidad, por lo que su índice es 63 de 100.  

Gracias al trabajo que realizaron bajo la Metodología STEM las estudiantes Karina y Katherin, hoy ese espacio público tiene un nuevo rostro, que le permite a los vecinos apropiarse de los espacios públicos y disfrutarlos con su familia y amigos. 

Recomendaciones  

Estas fueron las recomendaciones que dieron las estudiantes durante su proceso de investigación y análisis:   

  • La colocación de rampas para personas con discapacidad en todos los cruces peatonales, tanto de las aceras existentes como del boulevard a construir. 
  • Establecer una adecuada señalización de tránsito en la zona en ese espacio público. 
  • Aumentar el arbolado con especies nativas para generar sombra y bienestar general. 
  • Mejorar la iluminación para que aumente el índice de seguridad y mayor tráfico poblacional en la noche. 
  • Diseñar una ciclovía en el centro, separada del tránsito de peatones y los vehículos, para promover el uso alternativo de transporte.   
  • Establecer los pasos peatonales correspondientes en función del boulevard.  
  • Colocar las instalaciones eléctricas subterráneas para reducir la contaminación visual y favorecer la estética urbana, así como la seguridad al reducir el riesgo de un accidente por caída de cables o postes en ese espacio público.  
  • Disponer de sistemas de riego para favorecer el mantenimiento de las zonas verdes y plantas ornamentales, mismos que pueden funcionar con fuentes de energía alternas. 

¿Querés estudiar Ingeniería Civil bajo la Metodología STEM y ayudar a otros como lo hicieron Karina y Katherin con el rescate de este espacio público? Consultá más información de la carrera aquí.

¿Querés conocer más sobre el uso multimodal de vías? Te invitamos a ingresar aquí

No se encontró ningún campo.

 

 

Deja una respuesta