Nómadas digitales: En la U Fidélitas aprenderás a administrar a alguien que viaja por el mundo

Los estudiantes de la carrera Administración de Negocios deben tener las herramientas para enfrentar los desafíos de un nuevo recurso humano

Antes, trabajar desde cualquier parte de mundo y estar siempre conectado, parecía una locura. Era una situación que solo imaginábamos en las películas de ciencia ficción. Los nómadas digitales cambiaron esta percepción.

Hoy, gracias a la tecnología, podemos trabajar de manera virtual y realizar prácticamente cualquier tarea como si estuviéramos desde la oficina. No importa si estemos en el comedor de nuestra casa, un café o, incluso frente a la playa.

Lo único que se necesita es una computadora y una buena conexión a Internet.

Aunque contábamos con las herramientas para conectarnos de manera remota desde hace varios años, esta tendencia se aceleró en el 2020.

Con el distanciamiento social al que se vio obligado el mundo para evitar el contagio del covid-19, la virtualidad dejó de ser un privilegio de pocos: era una necesidad para todos.

MÁS INFO: Estudiantes de Administración de Negocios ayudan a emprendedores nacionales

Esta nueva tendencia significó un cambio de paradigma para todas las empresas: ¿cómo administrar a todo su personal trabajando desde sus casas?

La idea de que los colaboradores más productivos eran aquellos que pasaban horas sentados en una oficina se enterró para siempre.  Además, se comenzaron a enfrentar al surgimiento de un nuevo tipo de trabajador: el nómada digital.

Este concepto va de la mano con la creciente transformación digital de las empresas, donde todos los procesos se realizan de manera remota y se elimina la idea de una oficina física.

¿Qué son?

En pocas palabras, los nómadas digitales son personas que siguen una tendencia de desplazarse por diferentes lugares del mundo, utilizando la tecnología para trabajar.

Ernesto Hip y Dexter Mena, director y subdirector de la carrera de Administración de Negocios de la Universidad Fidélitas, han investigado este fenómeno de cerca.

También han estudiado, junto a los profesores que dirigen, las herramientas que necesitan los estudiantes para administrar a los nómadas digitales una vez que se enfrentan con el actual mercado laboral.

“En un mundo globalizado, donde la tecnología está al alcance de un clic, el conocimiento tecnológico se vuelve muy relevante para un administrador”, explica Mena sobre los nuevos desafíos a los que se enfrentan estos profesionales.

Los profesores explicaron que las empresas transnacionales ya tenían experiencia administrando a los nómadas digitales. Sin embargo, el tema tomó más relevancia en Costa Rica cuando se aprobó en la Asamblea Legislativa la “Ley para Atraer Trabajadores y Prestadores Remotos de Servicios de Carácter Internacional”.

Esta nueva ley tiene como fin atraer a los nómadas digitales a Costa Rica con un régimen especial de exoneración de impuestos. La idea es que se asienten aquí e inviertan en bienes y servicios, promoviendo la economía, sobre todo, de los sitios turísticos de Costa Rica.

Nuestro país no es el único que ha creado legislación para atraerlos. Algunas naciones de Europa han creado visas especiales para que los nómadas digitales puedan legalizar su estado migratorio sin mayores inconvenientes. España también está planteando un paquete de beneficios fiscales para este tipo de trabajador.

Estudiantes actualizados

Es un hecho que la virtualización de los espacios de trabajo ha modificado radicalmente los procesos y las herramientas que se necesitan para administrar al personal de una empresa.

Para enfrentarse a esto, los profesionales deben de cambiar de mentalidad, y eso se logra desde las aulas.

La metodología STEM, por ejemplo, es una gran aliada en la Universidad Fidélitas para estos casos. Por medio de la práctica y la guía de casos reales, los estudiantes comprenden el fenómeno y desarrollan las habilidades para administrarlos de manera exitosa.

Desde la mejor manera de intercambiar información confidencial, hasta las condiciones de seguridad y los acuerdos de confidencialidad que deben de respetar las relaciones laborales con los nómadas digitales.

“El estudiante aprende que, como administrador, con la implementación de estos cambios, se logra tener un personal con mucha satisfacción y realización personal, que saca sus objetivos diarios motivado”, mencionó Ernesto Hip.

“Esto también transforma la manera de administrar a APO; es decir, administrar por objetivos, donde las personas pueden estar haciendo sus cosas, siempre y cuando el trabajo esté hecho, permitiendo que se conecte cuando quiera y pueda trabajar de manera independiente”, dijo Mena.

Claridad

El concepto de nómada digital debe existir dentro de las políticas de las empresas para que el administrador pueda trabajar con las reglas claras y entienda hasta dónde llega esa flexibilidad de la que gozan este tipo de personal.

“El término es necesario conocerlo desde las dos caras de la moneda: por un lado, el ser un nómada digital le abre una gran posibilidad al estudiante, y por el otro el tener las habilidades como gerente le permite entender que la gente que va a administrar se podría convertir en un nómada”, finalizó Hip.

Si querés estar listo para el cambio, contactanos y conocé nuestro plan de estudios acá:

Contáctanos por Whatsapp