Ingeniería Civil: Estudiantes de la Fidélitas promueven uso de desechos en la mezcla asfáltica

Ingeniería Civil: uso de desecho en la mezcla asfática.

En el 2015, dos estudiantes de Ingeniería Civil de la Universidad Fidélitas presentaron un trabajo final de investigación que dejó huella en el país y el mundo: El efecto de materiales de desecho en el comportamiento de la mezcla asfáltica.

Laura Cruz Abarca y Alejandro Porras Méndez se aventuraron en este proceso de investigación que, incluso, fue reconocido a nivel internacional en el Congreso Iberolatinoamericano del Asfalto.

El trabajo analizó y comparó las mezclas asfálticas originales y las modificadas con materiales de desecho como el bumper (desecho de parachoques de automóviles) y el polipropileno (plástico que proviene de ganchos de ropa y juguetes, entre otros).

La investigación marcó un antes y un después en la elaboración de este tipo de estudios, pues demostró que se pueden reutilizar materiales muy contaminantes en la mezcla asfáltica, sin afectar su rendimiento.

Además, la investigación dejó plasmado un proceso que permite bajar la huella de carbono en la construcción de obras viables, al sustituir piedra y petróleo por estos desechos.

Este tipo iniciativas no solo convierten a la Universidad Fidélitas en la mejor universidad privada en ingenierías, sino la mejor universidad en todo.

LEA MÁS DE INGENIRÍA CIVIL AQUÍ

Ingeniería Civil: Así es el proceso de investigación de los estudiantes de la Universidad Fidélitas

Más  investigación

La iniciativa de Laura y Alejandro ayudó a impulsar el ingenio de otros estudiantes de la Universidad Fidélitas.

Hoy otros alumnos que están trabajando en líneas de investigación similares, junto al director de Ingeniería Civil, Jose Pablo Aguiar, y el coordinador de los laboratorios de Ingeniería Civil, Fabián Alfaro Solano.

Una, por ejemplo, estudia el comportamiento del hule triturado de las llantas de desecho (sumamente contaminante) en la mezcla asfáltica.

Otros se inclinaron por utilizar botellas u otros residuos plásticos.

En este último caso, este tipo de trabajos tienen un impacto positivo para Costa Rica.

Por ejemplo, si llegáramos a sustituir un 1% de las piedras que se usan en la mezcla asfáltica por botellas de plástico, se necesitarían alrededor de 20.000 envases para construir solo 100 metros de carretera.

Son 20.000 botellas que no contaminarían los bosques, ríos y mares de Costa Rica.

La metodología STEM (Science, Technology, Engineering and Mathematics por sus siglas en inglés) promueve que los estudiantes de la Fidélitas realicen trabajos finales de investigación con este enfoque.

La combinación de teoría con práctica los reta a “aprender haciendo”, mientras generan nuevos conocimientos y adquieren nuevas habilidades.

Trabajos como los de Laura y Alejandro también respaldan el sello de calidad de Sinaes que tiene la carrera de Ingeniería Civil.

 

Contáctanos por Whatsapp