En el Día Mundial de la Salud Mental te tenemos un buen consejo: ¡Sonreí!

El 10 de octubre es un día para concientizar sobre la importancia de la identificación y la prevención de diferentes enfermedades mentales

Tu salud mental es el motor que impulsa tu bienestar en la vida y te ayuda a tener relaciones más saludables y duraderas. Además, es el engranaje que necesitás para mejorar tu salud física y social.

La desatención de tu salud mental, sumado a la presión del día a día y al impacto de la crisis sanitaria que se vive por la covid-19, aumenta las probabilidades de que podás desarrollar problemas emocionales, físicos o, incluso, un trastorno psicológico.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cerca de mil millones de personas en el mundo viven con algún trastorno mental y cerca del 50% no recibe ningún tratamiento para su afección.

Por eso, el 10 de octubre se conmemora el Día Mundial de la Salud Mental, impulsado por la OMS y la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Es una manera de concientizar a las personas la importancia de buscar ayuda psicológica profesional si la necesita.

También es un llamado a los gobiernos para que inviertan en la prevención de estos males, pues los países gastan en promedio solo un 2% de su presupuesto en salud, para atender este tipo de enfermedades psicológicas.

Además, se busca hablar del tema, dejar de lado los estigmas que rodean a la salud mental, prestar atención a las señales el cuerpo y evaluar qué cambios pueden ayudarnos a mejorar nuestra calidad de vida.

“Un consejo primordial es que las personas se permitan sentir y vivir sus emociones todos los días y mejor si son positivas, pues es muy importante”, explicó Marcela Lizano, directora de Psicología de la Universidad Fidélitas.

Una sonrisa para alegrar la vida

La sonrisa sincera que viene del alma es la evidencia más pura de la alegría y puede cambiar la percepción que tenés de los problemas diarios.

Tiene tanto poder que Christian Murillo, profesor de Psicología de la Universidad Fidélitas, asegura que es uno de los mejores aliviantes naturales ante el estrés, el enojo y la angustia.

“La sonrisa no es aprendida, se nace con ella. Lo que hace es que alteramos el organismo de manera positiva porque cuando sonreímos se liberan endorfinas y otros analgésicos naturales que ayudan al cuerpo”, explicó Lizano.

MÁS INFO: ¿Cómo me puedo perdonar? Estudiantes de Psicología comparten valiosos consejos para su salud mental

De igual manera, contribuye a mejorar tu salud cardiovascular, porque disminuye la presión arterial y fortalece el sistema inmunológico, ayudando a que entrés en un mayor estado de relajación.

Por eso, hoy, aunque tengás que utilizar la mascarilla, no olvides buscar una sonrisa cuando la necesités y, más importante aún, darla a otros.

Adecuá tu entorno

Entre la falta de tiempo, las responsabilidades y el estrés diario podés perder las ganas de sonreír en tu trabajo.

Este Día Mundial de la Salud Mental también es un llamado para que nunca perdás este gesto de alegría, ya que permite que tu jornada laboral sea más amena y divertida.

Recordá:  una cara sonriente siempre es mejor recibida.

También, genera confianza entre el equipo y ayuda a solucionar problemas de forma fácil o bien evita discusiones fuertes que pueden terminar en serios problemas para el equipo.

“La sonrisa nos lleva a tener un buen estado de ánimo que permite una mayor productividad en las tareas. Un trabajador feliz es uno productivo y con un ambiente laboral más ligero”, mencionó Christian Murillo.

Por eso, no sonrías solo en las fotos, practicala día a día y disfrutá de sus beneficios.