¿Sufrís por estrés? Aquí algunos tips para evitarlo

¿Se acerca un examen importante, una entrega final, tenés una entrevista de trabajo o problemas personales? No importa cuál sea la razón, todos hemos pasado en algún momento por alguna situación de estrés. Si querés desempeñarte con éxito en tu carrera profesional en la Universidad Fidélitas, es importante que aprendás a manejar y controlar el estrés de forma adecuada, ya que el estrés crónico puede llegar a asociarse a múltiples enfermedades tanto físicas como mentales, que queremos evitar.

El paso número 1 es identificar qué es lo que te está causando estrés. La única forma de disminuir el estrés es conociendo bien su origen para atacarlo directamente. Tratá de eliminar de tu vida todas las situaciones que te generan estrés, ansiedad o miedos, además te damos algunos consejos prácticos que te ayudarán a manejar mejor las situaciones de estrés.

Relajate.

Suena fácil decirlo, pero sabemos que no siempre es fácil lograrlo, así que aquí te damos algunas técnicas que te podrán ayudar a relajarte. Las técnicas de relajación no solo te ayudarán a controlar el estrés, sino que también promueven nuestro bienestar, mejoran nuestra autoestima, reducen la presión arterial y la tensión muscular, así que vale la pena intentarlo.

Una de las formas más sencillas de relajación es escuchar música. Esto mejorará tu estado de ánimo, estimulará tu cerebro y te ayudará a desconectarte de ciertas presiones que te pueden generar estrés. En cuanto a música, existen todo tipo de gustos, pero usualmente recomiendan música tranquila e instrumental para aumentar la relajación.

Otra técnica efectiva de relajación es la respiración profunda o diafragmática. Para esto, debés acostarte boca arriba, colocar tu mano sobre tu abdomen y concentrarte en controlar tu respiración. La idea aquí es llegar a una respiración lenta y constante durante un periodo continuo de tiempo.

Una vez que estés en un estado de relajación acompañado de música y una respiración profunda, podés utilizar la técnica de pensamientos guiados. Para esto, lo recomendado es cerrar los ojos y dirigir el pensamiento hacia escenas imaginadas que te transmitan sensaciones de paz, calma y tranquilidad. Si te cuesta concentrarte, una buena opción es buscar sesiones de meditación en YouTube o a través de aplicaciones en tu celular.

Activate.

Si bien es cierto la relajación es clave para reducir el estrés, en realidad todo se trata de balance. Por eso es importante que también mantengás tu cuerpo activo. Después de horas de estudio y cansancio mental, el ejercicio físico genera un descanso diferente a través de la liberación de endorfinas, las cuales ayudan a estimular la memoria y generan un sentimiento de bienestar en el cuerpo que hará que te sintás mejor. Tratá de buscar un deporte o ejercicio que te guste y además de mantener tu salud física, en pocos días notarás un cambio en tus niveles de estrés.

¡A dormir!

Aunque a veces tengamos muchísimas cosas en nuestras agendas que nos obligan a dormirnos tarde o levantarnos temprano, las horas de sueño son sumamente importantes para el manejo del estrés. Descansar los ojos y relajar el cuerpo es esencial para la salud física y mental. Intentá dormir de 7 a 8 horas por noche y empezarás a notar como tu ánimo y actitud del día siguiente mejorarán notablemente.

Organizate.

Muchas veces el estrés es simplemente una falta de planificación del tiempo o una mala distribución de prioridades. Organizá en un calendario tus actividades, entregas, y compromisos por semana o incluso por mes. Visualizar esto te ayudará a cuantificar las cargas de trabajo y a prepararte con más tiempo para cumplir con tus responsabilidades.

A veces combatir el estrés requiere de algunos cambios en tu rutina o tus hábitos. Tratá de incorporarlos gradualmente en tu día a día, acompañalos de una buena alimentación y relaciones interpersonales sanas y verás que muy pronto tu estrés irá disminuyendo y tu experiencia de estudio en la Universidad Fidélitas será muy provechosa.