Alejandra Pérez: la mamá que domina las Telecomunicaciones en la U Fidélitas

La estudiante se enamoró de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones mientras cuidada a su pequeño Santiago. Hoy persigue su sueño de ser una ingeniera

Estudiante mamá de ingeniería en Telecomunicaciones
La manera en la que se organizan las mamás requiere de administración, estrategia y negociación.  Y de eso podemos dar fe cuando conocimos a Alejandra Pérez, estudiante de Ingeniería en Telecomunicaciones de la Universidad Fidélitas.

Ella -al igual que muchas otras madres que deciden liderar un hogar, trabajar y estudiar- requiere organizar cada minuto de su vida para salir adelante, cumplir con sus obligaciones, pero, sobre todo, alcanzar sus sueños.

Y Alejandra es una prueba viviente de todas las habilidades que tiene para lograrlo. “Esto es algo que no solamente lo hago por mí, también lo hago por mi hijo, por mi familia, por mi futuro”, explica cuando se le pregunta las razones que la motivaron a estudiar Ingeniería en Telecomunicaciones.

Alejandra es una de las protagonistas de +inGenio, un nuevo espacio audiovisual donde mostramos cómo los estudiantes de la Universidad Fidélitas alcanzan sus sueños con esfuerzo y sacrificio.

Cambio de vida

En el 2016, la vida de Alejandra dio un giro de 180 grados: quedó embarazada de Santiago. Su estado la obligó a poner en pausa sus estudios en Arquitectura para cuidar la salud de su hijo, quien estaba por nacer.

“Cuando yo quedé embarazada, el médico me recomendó dejar la universidad porque anteriormente trabajaba en una compañía con horarios muy pesados y el embarazo, aunque no era de riesgo, se podía ver afectado por el estrés”, explica.

MÁS INFO: El genio en ciberseguridad que estudia Ingeniería en Sistemas en Fidélitas

Sin embargo, con el tiempo se dio cuenta de que había tomado la decisión correcta. Unos años más tarde, cuando Santiago ya tenía 4 años, decidió continuar con sus estudios, pero esta vez en una rama distinta: Ingeniería en Telecomunicaciones.

Cuando ingresó al departamento de Servicio al Cliente de Movistar comenzó a descubrir otra de sus pasiones. Su labor en esta importante empresa telefónica la puso en contacto con muchos de los conceptos en telecomunicaciones, que hoy profundiza en la U Fidélitas.

“Ya tengo tres años de trabajar en Movistar y ahí me convencí de que me encanta la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones. Es bastante nueva, pero con todo lo que vivimos con la pandemia, esta carrera sacó al mundo adelante y qué más importante que las telecomunicaciones en este momento de la vida”, asegura.

Reto de ser mamá

¿Qué es lo primero que sacrifica una mamá que decide estudiar? La respuesta es “las horas de sueño”. “Casi no duermo porque me acuesto tarde por los estudios y me levanto temprano para comenzar con todas las responsabilidades de ser mamá”, dice sonriente.

Sin embargo, reconoce que la plataforma virtual que tiene la Universidad Fidélitas le ayuda a organizarse y a recibir sus clases desde su casa.

“La Universidad Fidélitas es muy completa con el campus virtual. Ahí te suben todas las tareas y los exámenes se pueden hacer en línea. Entonces esta plataforma también te facilita a llevar las cosas día a día”, explica.

Gracias a estas facilidades tecnológicas, puede disfrutar de diferentes facetas a la vez: “Es una experiencia muy linda porque estás disfrutando varias etapas de tu vida al mismo tiempo: como ser mamá, profesional y estudiante… ¡todo al mismo tiempo! Incluso, me siento como maestra, ahora con las clases virtuales de mi hijo”.

Mamá estudiante de Ingeniería en Telecomunicaciones

Además, todo ese aprendizaje la hace sentir realizada: “Los cursos han sido superchivas, he aprendido bastante y todo este conocimiento que he adquirido me ha ayudado en mi trabajo”.

“Me encantó Introducción a las Telecomunicaciones, es la materia que más me ha llenado. Ahorita estoy llevando una con la que estoy encantada que se llama Dibujo Técnico. Te enseña que con la mínima cosita ya vos vas y explorás un montón con AutoCad. Uno cree que no lo va a lograr manejar, pero el profesor lo hace supersencillo y lo explica muy bien y ahí he aprendido montones. Y lo mejor es que aún me falta aprender mucho más”, dice llena de emoción.

Finalmente, Alejandra está convencida de que este espacio le podría llegar a otras mujeres, cabezas de hogar y mamás, que aún no se han decidido a seguir sus sueños profesionales.

A ellas, les dejó este mensaje: “Yo quiero este espacio para decirle a las mamás que no han tomado ese paso de comenzar a estudiar, de sacar una carrera, que vean que sí se puede. Lo importante es querer y siempre tomar a tu hijo o hija como inspiración de que sí se puede optar por un mejor futuro para ellos, un mejor futuro para mí”.

Si quiere saber más de la carrera de Ingeniería en Telecomunicaciones, nos puede contactar al

Contáctanos por Whatsapp