Descubrí cómo dominar el arte del teletrabajo

Aunque el teletrabajo ya era algo común para muchas empresas, cuando empezó la cuarentena, otras se vieron obligadas a incluir esta modalidad de trabajo en sus negocios, tomando por sorpresa a muchos empleados que han tenido que buscar maneras para adaptarse mientras convierten su sala en la nueva oficina y se angustian por sacar adelante las tareas del día.

Si vos sos parte de esas personas que aún no se sienten cómodas con el teletrabajo y te ha costado mantener separadas tus tareas del hogar con las del trabajo, queremos compartirte algunos consejos prácticos para trabajar desde la casa sin extrañar la oficina y sin perder la productividad.

 Habilitar un buen espacio. Al elegir este espacio, tomá en cuenta que necesitás un lugar cómodo, silencioso e iluminado para sentirte a gusto mientras trabajás, así como una mesa donde podás colocar los elementos que necesitás para hacer tus labores y una silla acogedora pero firme para mantener la postura y cuidar tu espalda ¿ya se te ocurrió cuál puede ser este campo en tu casa?

 Cumplir un horario. En general, las empresas han mantenido su horario y si es tu caso, no te será difícil seguir con este paso. Pero si en tu empresa ahora tenés flexibilidad laboral, es tu responsabilidad establecer un horario para acostumbrarte a que algunas horas específicas del día estarán enfocadas en tu trabajo.

Explicar a la familia la nueva dinámica laboral. El hecho de que estás en la casa, puede interpretarse para otros miembros de la familia como tiempo libre o de entretenimiento que tenés disponible, lo cual se convierte en un distractor para vos, pues es de esperar que mientras estás trabajando, lleguen a pedirte ayuda con algo o te cuenten alguna historia mientras estás en una llamada con el jefe.

Para evitar este tipo de situaciones es importante conversar antes con ellos y explicarles cómo funciona el teletrabajo y cómo pueden ayudarte para que sea más fácil para vos, respetando el espacio de cada uno.

Evitar las distracciones. Tener el televisor encendido, escuchar música muy alto, estar mirando el celular cada 5 minutos o revisar las redes sociales son impulsos que tenés que controlar durante el teletrabajo, porque evitan que podás realizar tus tareas con fluidez. Recordá tomar en cuenta estos detalles al elegir el espacio.

Muy importante ¡desconectate! Estar en cuarentena y haciendo teletrabajo, puede hacerte perder la noción del tiempo,  así como tener más disponibilidad para decir presente cuando se necesite algo sin importar la hora o el día, pero es necesario que cumplás tu horario de trabajo y luego aprovechés tu tiempo libre en actividades para vos, que te permitan refrescar tu motivación y cambiar de ambiente por un momento.

Al final del día, hacer teletrabajo no es tan complicado como parece y con la guía de pasos que te presentamos, vas a poder hacerlo con mucha más facilidad. Además, nos permite dormir un poquito más, tener más tiempo para empezar un nuevo hobbie y en estos tiempos, estar a salvo en casa.