By Isaac Cohe

Por lo menos tres temas económicos generan interrogantes en 2018. Las perspectivas de la economía de Estados Unidos bajo la dirección del nuevo presidente del banco central. Si la economía de China continuará desacelerándose sin virajes abruptos y finalmente, adonde van los precios del petróleo.

La economía estadounidense cerró 2017 con excelentes indicadores, crecimiento moderado de alrededor de 2.5 por ciento, baja inflación y casi pleno empleo. Así lo reconoció el sector empresarial, empujando el mercado de acciones a niveles sin precedente, anticipando el mayor crecimiento esperado por la reducción de impuestos aprobada. La pregunta es si esta fortaleza pondrá temprano a prueba la determinación del banco central, bajo el Presidente Jerome Powell, de pisar el freno para prevenir la inflación.

La economía de China se ha venido desacelerando gradualmente, sin mayores tropiezos, aunque las menores tasas de crecimiento han conducido a menos importaciones, las cuales han empujado a recesiones en varios exportadores de materias primas, especialmente en Suramérica. La pregunta es si la desaceleración en China continuará, a que paso y si procederá sin virajes abruptos.

Finalmente, los precios del petróleo han llegado a alrededor de $60 por barril, lo cual indica que han sido eficaces los recortes de producción acordados por la Organización de Países Exportadores de Petróleo y Rusia. Entretanto, Estados Unidos este año producirá más de 10 millones de barriles diarios, superando a Arabia Saudita como el segundo productor mundial. La pregunta es si la producción petrolera estadounidense servirá como techo, limitando el perjuicio que los altos precios del crudo le causan a la economía mundial, especialmente a los países importadores netos. .


*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio, UNIVISION, TELEMUNDO y otros medios.