Por Isaac Cohen*

El Presidente Donald Trump decidió, la semana pasada, remplazar al titular de la Reserva Federal con su propio candidato, el actual miembro de la Junta Gobernadores de la Reserva Federal Jerome Powell, para suceder a la Presidenta Janet Yellen como el más poderoso banquero mundial. El hecho que el Sr. Powell haya sido miembro de la Junta de Gobernadores desde 2012, bajo los Presidentes Ben Bernanke y Janet Yellen, indica continuidad. Sin embargo, también indica una diferencia, porque el Presidente Trump no siguió el precedente de los tres últimos Presidentes de la Reserva Federal, quienes fueron confirmados para un segundo mandato, a pesar de pertenecer al partido de oposición.

El sucesor de la Presidenta Yellen recibirá una economía que está creciendo moderadamente, con baja inflación y casi pleno empleo, de 4.1 por ciento en octubre, la cifra más baja de los últimos 16 años.

Si lo confirma el Senado, el nuevo Presidente Jerome Powell es Republicano y veterano del Departamento del Tesoro, donde fue subsecretario de finanzas, bajo el Presidente G.W.H. Bush. Es un abogado con experiencia en el sector financiero, porque trabajó en el Grupo Carlyle, una de las principales empresas de inversiones en capital de riesgo. Según el Wall Street Journal, dentro de la rama ejecutiva del gobierno, el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin es el principal partidario del nuevo Presidente de la Reserva Federal.


*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio, UNIVISION, TELEMUNDO y otros medios.