By Isaac Cohen*

The two main indicators monitored by the central bank have behaved differently, during the nine years of moderate, but sustained US economic reactivation. While unemployment, at 4.3 percent in May, has emphatically decreased toward full employment, inflation has been more reticent, at 1.4 percent in May it remained under the 2 percent objective set by the Federal Reserve. According to the Commerce Department, even without the more volatile prices of food and energy, the personal consumer expenditure price index, preferred by the Federal Reserve, also registered 1.4 percent in May, the lowest since December 2015. In fact, for the first time in five years, this index exceeded the 2 percent target only last February.

Federal Reserve Chairwoman Janet Yellen attributed the low inflation rate in May to “transitory factors,” such as price cuts in wireless services. However, other more permanent factors may also be relevant, such as lower commodity prices. For instance, last week oil prices retreated to $45 per barrel, while copper prices are expected to fall to around $5,000 a metric ton, during this year’s second half, mainly because of a slowdown in the Chinese economy. Additionally, unfulfilled campaign promises, of lower taxes, less regulation and increased infrastructure spending, are generating increased disappointment in the private sector.


*International analyst and consultant. Commentator on economic and financial issues for CNN en Español TV and radio, UNIVISION, TELEMUNDO and other media. Former Director, UNECLAC Washington.

BAJA INFLACION 070417

Por Isaac Cohen*

El comportamiento de los dos indicadores principales vigilados por el banco central ha sido diferente, a lo largo de los nueve años de moderada, pero sostenida reactivación económica estadounidense. Mientras el desempleo, en 4.3 por ciento en mayo, ha disminuido enfáticamente hacia el pleno empleo, la inflación ha sido más reticente, en 1.4 por ciento en mayo, permaneció por debajo del objetivo de 2 por ciento fijado por la Reserva Federal. Según el Departamento de Comercio, aún sin los precios más volátiles de los alimentos y los energéticos, el índice de precios de los gastos de consumo personal, preferido por la Reserva Federal, también registró 1.4 por ciento en mayo, el nivel más bajo desde diciembre de 2015. De hecho, por primera vez en cinco años, este índice rebasó la meta de 2 por ciento sólo en febrero pasado.

La Presidenta de la Reserva Federal Janet Yellen le atribuyó la baja inflación en mayo a “factores transitorios,” tales como los recortes de precios de los servicios inalámbricos. Sin embargo, otros factores más permanentes también pueden ser relevantes, tales como la caída de los precios de las materias primas. Por ejemplo, la semana pasada el precio del petróleo retrocedió a $45 por barril, mientras que se proyecta que el precio del cobre disminuirá a alrededor de $5,000 por tonelada métrica, en la segunda mitad de este año, debido a la desaceleración de la economía de China. Asimismo, las promesas de campaña aún incumplidas, de bajar impuestos, disminuir regulaciones y mayor gasto en infraestructura, están generando creciente decepción en el sector privado.


*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio, UNIVISION, TELEMUNDO y otros medios.