El Fondo Monetario Internacional ha actualizado el Panorama Económico Mundial, su publicación estelar. La proyección del crecimiento económico mundial, para este año y el entrante, ha sido rebajada 0.1 por ciento, a 3.1 por ciento y 3.4 por ciento, respectivamente, un recorte de las últimas proyecciones efectuadas en abril pasado.

Esta disminución se explica como una consecuencia del “Brexit,” resultante de la decisión de los votantes británicos de salirse de la Unión Europea. Según el Fondo, el resultado del referendo ha causado “un aumento sustancial de la incertidumbre económica, política e institucional, la cual se anticipa que tendrá consecuencias macroeconómicas negativas, especialmente en las economías europeas avanzadas.”

Aunque aún es prematuro “cuantificar las repercusiones potenciales,” el Fondo admite que si no fuera por el Brexit, las proyecciones de crecimiento global hubieran permanecido cercanas a los pronósticos de abril.  Desde febrero,  había indicios de recuperación en los mercados financieros y los precios de algunas materias primas. Por ejemplo, los precios del petróleo estaban mejorando debido a dificultades de abastecimiento en Nigeria y Canadá, mientras que la desaceleración del primer trimestre de la economía estadounidense era compensada por un mejoramiento en la zona del euro y en algunas economías de mercado emergente, como India, China y Rusia.

La proyección del crecimiento económico de América Latina y el Caribe, para este año, ha sido rebajada a -0.4 por ciento, incluyendo una contracción de -3.3 por ciento en Brasil y 2.5 por ciento de crecimiento en México.

Por Isaac Cohen*

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.