El último informe divulgado por el Departamento de Trabajo de Estados Unidos reveló que la creación de empleo en enero fue de 151,000, menos que el promedio mensual del año pasado de 228,000. Aún así, la tasa de desempleo disminuyó a 4.9 por ciento, desde 5 por ciento, mientras que el salario por hora de los trabajadores del sector privado, rezagado a lo largo de la recuperación económica, aumentó 0.5 por ciento en diciembre. Desde el año pasado, los salarios aumentaron 2.5 por ciento, junto a un leve incremento en la tasa de participación en la fuerza laboral, desde 62.6 por ciento en diciembre a 62.7 en enero, en la tasa de participación en la fuerza laboral, la proporción de la población que está trabajando o buscando trabajo.

Por ende, a pesar de la cifra menor de creación mensual de empleo en enero, el mejoramiento de los salarios y de la participación en la fuerza laboral, indicaron que el mercado de trabajo se está apretando. Esto contrastó con el crecimiento económico moderado de 0.7 por ciento durante el último trimestre de 2015, así como con las preocupaciones por la desaceleración en la economía mundial, especialmente en China, el dólar fuerte y la volatilidad en los mercados de valores.

La pregunta es cómo estas señales cruzadas influenciarán la postura del banco central de continuar aumentando la tasa de interés de los fondos federales. El 4 de marzo será divulgado otro informe sobre empleo, antes de la próxima reunión del Comité de Mercado Abierto de la Reserva Federal del 16 y17 de marzo.

Por Isaac Cohen*

*Analista y consultor internacional, ex-Director de la Oficina de la CEPAL en Washington. Comentarista de economía y finanzas de CNN en Español TV y radio.